6 de noviembre de 2012

El mito de la objetividad


Las ciencias formales en búsqueda de la verdad objetiva se han valido de innumerables métodos para llegar a ella sin contaminarla del sujeto que la estudia. El método axiomático-deductivo ha ganado gran terreno en esta área, sobre todo en la escuela económica de pensamiento austriaca. Resulta interesante que, a diferencia del positivismo, el método axiomático deductivo no precisa recurrir a la realidad, al mundo palpable, para enunciar sus leyes –confía en la lógica y la percepción humana para lograr postular verdades universales a partir de axiomas validados como ciertos e invariables. Personalmente, no puedo evitar notar cierta contradicción e inconsistencia entre el método y los fines que persigue. No creo que nada en lo que interfiera el razonamiento humano pueda declararse como una verdad inmutable. Por supuesto, hay quienes tienen sus objeciones pero yo me pregunto ¿hasta qué punto puede desprenderse un investigador de sus subjetividades para estudiar un objeto o fenómeno? Determinar si la objetividad absoluta existe o es solo un mito es una necesidad fundamental para el desarrollo del pensamiento científico y su renovación.

4 de octubre de 2012

Sentenciando Víctimas

Recuerdo que en una ocasión les hablaba a mis amigas sobre una joven -a quien llamaré Alicia- que fue violada por tres muchachos durante su viaje de promoción. Alicia tenía unos 17 años en aquel entonces y fue asaltada sexualmente por dos compañeros de clase y un bar tender de la discoteca donde habían estado bailando y bebiendo antes de que el crimen fuese perpetrado. También recuerdo que la respuesta unánime de los que comentaron el caso fue: “¿Quién la manda a estar emborrachándose? Eso ella se lo buscó.” Apuesto a que muchos de ustedes también habrán pensando lo mismo al leer la descripción del escenario en el que aconteció el delito. Yo tendré la osadía de estar en desacuerdo. Tristemente, la cultura popular entiende a los hombres como animales salvajes, incapaces de controlar sus instintos, dejando a las mujeres la tarea de protegerse de estas fieras y responsabilizarse de las consecuencias si llegasen a fracasar en el intento. Es algo así como una confusa y dinámica relación entre cazador y presa, que es considerada por muchos como normal.  Pero adivinen qué, situaciones como esta no son normales ni espontáneas, son el resultado de una sociedad paternalista y en muchos sentidos misógina, que asume como natural las agresiones, especialmente sexuales, a la vez que descarga a los hombres de cualquier culpa por la sencilla razón de ser hombres. Es un asunto de seguridad nacional entender que las mujeres no son seres vulnerables sino entes en situaciones de vulnerabilidad, que muchísimas veces son protagonizadas por machos que aún creen tener el permiso de actuar sin ningún parámetro moral. Es mi placer informarles que sin importar los factores en juego, cualquier relación sexual sostenida sin el claro consentimiento de ambas partes es una violación, en todo el sentido de la palabra.

25 de septiembre de 2012

Mujeres o Intelectuales ¿?


El pasado jueves algunos compañeros de clase estaban haciendo una exposición sobre la planificación económica cuando vi una diapositiva con los retratos de seis economistas (hombres todos) que habían sido influyentes en el tema de discusión. Lo curioso fue que en el slide que seguía a ése, el expositor solo mostraba  una especie de flor en colores muy brillantes, en representación de lo que él definió como: “un homenaje a Elinor Ostrom.”  Para quienes no la conocen, Ostrom es la primera y única mujer ganadora de un Premio Nobel en economía desde 1969 –fecha en que se incorporan las Ciencias Económicas a dichos galardones. Toda la clase permaneció atendiendo la exposición en silencio. El profesor tampoco dijo nada.

15 de septiembre de 2012

Twitteros en Venta.-


Por cultura general la mayoría de ustedes saben que, en una acertada simplificación, los mercados son considerados un espacio de intercambio de bienes y servicios por dinero, a un precio fijado por un juego no regulado entre la oferta y la demanda. Pero qué creerían si les digo que identifico en una red social la recreación de una especie de “mercado” que no involucra precisamente bienes tangibles o servicios, en sus sentidos estrictos. Como economista, no puedo más que intentar explicar este fenómeno (que ha logrado modificar conductas, reglas y estándares sociales) en una especie de modelo/parodia que a continuación compartiré con ustedes, esperanzada en suscitar un debate amistoso entre nosotros.

3 de septiembre de 2012

¿Sicariato > Policía?


El lamentable caso de José Carlos Hernández ha consternado a toda la sociedad dominicana; no solo por la crueldad del homicidio sino por la naturaleza del crimen. Hasta el momento, la Policía Nacional solo ha revelado que tres asesinos a sueldo fueron contratados para matar a los presuntos violadores de una joven de 20 años, cuya identidad aún permanece desconocida y quien cometió el pequeñísimo error de confundir a sus victimarios por un joven inocente.

30 de agosto de 2012

El Amor en Tiempos de Whatsapp



La revolución tecnológica rediseñó todos los esquemas de las comunicaciones, posibilitando intercambiar información con los más remotos lugares del planeta con el más mínimo esfuerzo. Una infinidad de autores han adoptado el termino “Aldea Global” para referirse al nuevo orden mundial en el que, a través de la tecnología, para muchos fines prácticos, las millas parecen ser centímetros. Indiscutiblemente, las telecomunicaciones nos permiten tener al mundo entero a un click de distancia. Ahora bien, si evaluamos el uso cotidiano que una persona promedio hace de estas novedosas redes, nos veríamos frente a una extraordinaria paradoja. Mucho se ha hablado sobre cómo la tecnología acerca a quienes están lejos a costa de alejar a quienes están cerca, refiriéndose casi únicamente a la gran epidemia del siglo: la adicción crónica a los dispositivos móviles y el internet en sentido general. Pero en esta ocasión mi inquietud no es esa. Mi preocupación radica en la proclive impersonalización de la comunicación y  la fehaciente obstinación por reemplazar el tiempo de calidad que puede pasarse junto a una persona por la mensajería de texto.

23 de julio de 2012

El derecho a equivocarse.- (Parte I)


Es difícil imaginar qué tan enriquecedor puede ser hablar con alguien que sostiene un punto de vista absolutamente distinto al tuyo hasta que hay que hacerle frente a un debate que puede incluso cuestionar tus principios más sagrados. Por supuesto, solo puede entablarse una discusión de este tipo partiendo de la premisa de que es imposible asumir que existe una verdad universal cuando claramente las diferentes regiones del mundo sostienen una creencia diferente.

20 de julio de 2012

Del amor y el olvido...


El problema de una mujer que ama intensamente es que suele odiar de la misma forma. Por supuesto, esta aseveración solo es cierta si entendemos el odio como una combinación de amor, ira y dolor. Se los digo por mi propia experiencia. Soy de esas mujeres difíciles de enamorar, pero que una vez tiene un inquilino instalado en el corazón, hace falta casi un milagro para sacarlo. Claramente, esto resulta conveniente solo en ocasiones limitadas, mientras que la gama de circunstancias en las que esto es perjudicial, es demasiado amplia.

6 de julio de 2012

Busco un hombre...

Acabo de desempolvar este escrito....

Busco un hombre que comprenda que si merezco ser la PRIMERA y la UNICA en su vida NO voy a conformarme con ser la segunda o una opción.

Busco un hombre que JAMAS intente cambiarme, que en lugar de concentrarse en mis faltas y defectos sepa verme brillar como yo puedo hacerlo. Un hombre que se desnude ante mí sin quitarse la ropa... que me deje ser yo misma y que sea él, tal cual es.

5 de julio de 2012

¿El crédito o los impuestos?


El aumento del crédito universitario de la Universidad Autónoma de Santo Domingo de 6 a 20 pesos ha desatado una ola de violencia y manifestaciones que obligan a cuestionarnos ó la real naturaleza de las huelgas ó el supuesto progreso en el que los dominicanos nos hemos montado.

¡Las cosas de mi querida UASD!


Los problemas que padecemos los uasdianos son ya un tema que retumba con tedio en los oídos de la gente. Sin embargo, los reperperos y reclamos seguirán teniendo vigencia mientras las deficiencias del sistema también la tengan.