18 de noviembre de 2013

La fidelidad, una leyenda?

Creo que existe un consenso generalizado, al menos teóricamente,  en el entendimiento de que la fidelidad es uno de los muchos componentes del amor y un requisito básico para una relación de pareja saludable. Sin embargo, me parece aterrador lo subjetivo que este concepto puede ser en el día a día. Sin importar qué tan importante se considere la lealtad, veo constantemente a hombres y mujeres (pero sobre todo hombres) buscar fuera de sus matrimonios y relaciones sólo sabe Dios el qué. Pareciera que la vara de la moralidad es más flexible cuando de fidelidad se trata. Al menos una vez a la semana recibo noticias de relaciones que terminan, aunque sea temporalmente, porque uno de los dos no pudo respetar el lazo que los unía; o, en su defecto, soy yo misma el blanco de comentarios sugestivos por parte de personas involucradas formalmente en relaciones sentimentales. Por eso, antes de aventurarme en otra montaña rusa de emociones y de volver a aficiarme ya ustedes saben cómo, siento la urgente necesidad de comprender si la fidelidad es algo más que un ideal imposible.