12 de septiembre de 2016

25 sin anillo...

Se acerca mi cumpleaños no. 26 y eso en buen dominicano significa que estoy oficialmente a dos años de que me apoden “jamona” y me convierta en un tema de conversación entre amigos, familiares y colegas, quienes desde ya cuestionan mis planes de vida porque al parecer “tengo que aplomarme un poco” y “ponerme pa’ mi numerito”. En teoría, estoy a 6 semanas y media de entrar en esa etapa de la vida de la mujer en la que uno ya no puede darse el lujo de perder tiempo con nadie, porque HELLO… tengo que pensar en mi boda.