4 de mayo de 2016

Dárselo o no... el eterno dilema.

El sexo siempre ha sido un tema controversial para mí, especialmente porque suelo tener posturas y creencias mucho más flexibles que la mayoría de la gente que conozco. Hace unas semanas estaba conversando con un amigo sobre la persona con quien he estado saliendo y la forma en que fueron escalando las cosas y él cuestionó severamente mi modus operandi. Sin ánimos de revelar muchos detalles, en la opinión de mi amigo, se lo había dado muy rápido a quien, por cierto, hoy es formalmente mi novio (JA!). Sus palabras textuales fueron: “yo no puedo creer que a estas alturas tú no comprendas las consecuencias de acostarse con alguien con quien no tienes ni un mes saliendo.”